Descubriendo África...

Hoy queríamos escribir un post algo distinto de los habituales dado que la semana pasada, Cooking and Disfruting estuvo por tierras africanas. Esta ha sido nuestra primera vez en lo que se puede considerar el África profunda puesto que hasta el momento sólo nos habíamos dejado caer por Marruecos.

La primera parada fue Dakar (Senegal), una ciudad que está lista para eclosionar e introducirse en el mundo moderno pero todavía mantiene eso que la hace especial, distinta, exótica…Sus calles son un caos, sucias, llenas de arena, lo mismo encuentras motos, coches, caballos, es un todo vale..Sin embargo la gente o simplemente la esencia de la ciudad te consigue seducir.


Su gastronomía es una de la mejores de África, es sencilla y está basada en los cereales como el arroz o sus derivados como el cuscús, que acompañan a los pescados muy presentes al ser un país costero. El plato nacional es el Tiéboudienne que es un pescado de allí acompañado de legumbres y arroz. En las bebidas, Flag es su cerveza nacional, que es suave y fácil, y por supuesto no nos olvidamos del bisap, una bebida que tiene un color violeta, hecha a base de agua y hojas de Hibiscus.
Tiéboudianne
La ciudad tiene una oferta amplia de restaurantes de diferentes cocinas mundiales, desde una parrilla argentina hasta un restaurante oriental sin olvidarse de sus antiguos compatriotas franceses a los cuales puedes ir dando un paseo sin problema puesto que la sensación de seguridad es permanente.

Si alguna vez el destino os depara el ir por allí, os damos un nombre, Le Lagon, restaurante ubicado en un muelle encima del mar donde ofrecen comida marinera, desde rabas riquísimas hechas como si estuviéramos en el mismísimo Bilbao hasta una dorada a la espalda hecha con ajo y guindilla, pasando por gambas o merluza a la romana..
 
Nuestro siguiente destino fue Guinea Conakry que sin duda es otro mundo, un clima tropical, rodeada de mar y donde el agua corriente o la electricidad no han llegado a la población. Todo son chabolas en donde la gente se lava y cocina en unos baldes en el exterior, esa la mezcla de pobreza, suciedad, calor, desorden es una continua agresión a los sentidos…
Como punto a favor, la gente, muy abierta y deseosa de conocer extranjeros dispuestos a trabajar con ellos en el desarrollo del país.

Su oferta culinaria es menos amplia que la de Senegal, el cuscús y el arroz vuelven a aparecer como base de la dieta y esta vez el pollo y el pescado les acompañan. Como platos típicos más pintorescos el Topogie, que son unas berenjenas con una salsa hecha con las hojas de la planta de la patata, o el Atiéké a base de mandioca con pescado.
La ciudad no ofrece casi restaurantes al uso, si algunos bares y sitios donde comer aunque desde luego hay que ir con cuidado con lo que te llevas a la boca. Por otro lado, en los pocos hoteles que hay, existe la posibilidad de comer comida Europea pero nada apetitosa.

África es algo único, tan diferente, tan caótico, tanto por hacer… pero a su vez es mucho mejor de lo que esperabas en otras tantas cosas… su gastronomía es una de ellas.

Esperamos haberos sabido transmitir algunas de las sensaciones que tuvimos en nuestro viaje a África y si una cosa sabemos segura, es que volveremos..

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Contáctanos

Si quieres ponerte en contacto con nosotros, no dudes en hacerlo a través de nuestro correo electrónico cookinganddisfruting@gmail.com o a través de nuestras páginas de Facebook, Twitter (@cookdisfruting) o Instagram (@cookingdisfruting)!!!

Blogroll

Blogger news