Pechugas de pollo al limón y arroz con pasas

Para continuar con la tónica habitual, os propongo un plato sencillo, con un sabor potente que creo puede gustar a todo el mundo. Sobre todo, es perfecto para un día que tengas invitados en casa y no quieras complicarte demasiado la vida pero que tampoco parezca que has puesto cualquier cosa.

Lo primero y como siempre los ingredientes:
  • Pechugas de pollo fileteadas
  • Cebolla
  • Concentrado de zumo de limón
  • Leche
  • Pan rallado
  • Arroz
  • Pasas
  • Aceite y sal
Lo primero es cortar la cebolla y ponerla a pochar en una sartén.

En otro fuego, ponemos a hervir agua con sal para cocer el arroz junto con las pasas. Hay mil formas de hacer el arroz y variedad de marcas a elegir. Como acompañamiento para carne, me gusta el SOS de toda la vida.

Paralelamente, vamos a empanar las pechugas. Es importante que las pechugas tengan un empanado fino, casi imperceptible y por eso sustituyo el clásico huevo por leche. Entonces salpimentamos las pechugas, las hundimos en la leche y finalmente las pasamos por el pan rallado.
Para estas alturas, más o menos ya tendremos la cebolla pochada y el arroz listo para rehogar. Por lo que después de 15-20 minutos de cocción lo vertemos a un colador, aclaramos bien para quitar todo el almidón y  finalmente, lo sacudiremos para eliminar todo el agua.

Ahora ya sólo nos queda rehogarlo. Para ello habremos puesto aceite con ajo en polvo (o dientes de ajo) en una sartén. En cuanto el ajo coja color, añadimos el arroz y mezclamos bien para que se rehogue uniformemente.

El arroz ya lo tenemos finiquitado, ahora volvemos con las pechugas. Freímos en una sartén las pechugas a fuego medio, al sacarlas, las vamos poniendo encima de un papel de cocina que absorba todo el aceite.
Es importante que casi no cojan color y que en ningún caso lleguen a dorase puesto que no queremos que el empanado sea el protagonista en este plato, tiene que ser casi imperceptible..

Una vez listas las pechugas, nos quedaría hacer la salsa. Para ello, mezclamos enérgicamente el concentrado de zumo de limón junto con aceite virgen extra hasta que quede uniforme y lo añadimos junto con las pechugas a la sartén donde estaba la cebolla.
Dejamos todo unos 5 minutos a fuego lento para que las pechugas empapen bien el sabor del limón. Sabremos que hemos hecho la cantidad adecuada de salsa, si esta, cubre casi completamente  las pechugas y cebolla.
Animaros que aunque parezca larga de explicar es una receta muy sencilla, diferente y con la que espero triunféis en vuestras cenas!



Tiempo de elaboración: 30 minutos

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Contáctanos

Si quieres ponerte en contacto con nosotros, no dudes en hacerlo a través de nuestro correo electrónico cookinganddisfruting@gmail.com o a través de nuestras páginas de Facebook, Twitter (@cookdisfruting) o Instagram (@cookingdisfruting)!!!

Blogroll

Blogger news