Vinoteca Moratín, tenéis que ir..

Fue el mismo propietario el que al acabar nuestra cena afirmó que Vinoteca Moratín no deja de ser una casa de comidas. La verdad es que su producto de mercado, el tratamiento que le dan y la carta escueta pero redonda que tiene, con recetas atemporales y siempre apetecibles, pueden hacer que encaje en esa descripción. Aunque su decoración acogedora, su luz tenue y su aspecto de bistró parisino lo hacen perfecto para una cena romántica en pareja.


Este tipo de cartas me encantan, no demasiados platos pero todos apetecibles, con producto del día y recetas bordadas. Además un servicio muy atento, donde es el propio cocinero-dueño el que viene a tomarte nota y aconsejarte. Y para bordar la jugada una carta de vinos logradísima donde probar cosas nuevas que se salen del típico Rioja o Ribera..
 Nosotros decidimos compartir todo, y otro punto a favor es que el servicio en ese sentido fue inmejorable. Me encanta que me sirvan platos de uno en uno y ya repartidos.. es un puntazo que hace que la comida se disfrute poco a poco y con tranquilidad..
Empezamos con el plato de cuchara del día, en este caso un salmorejo que hacen con algo de papaya para engrosarlo sin la necesidad de usar pan en exceso. Mucho sabor y con una ligereza que se agradece. Fresquísimo.
 A continuación un platazo, puerros confitados con salsa Romesco. El puerro muy tierno, en su punto, y el acompañamiento le viene al pelo. Para mi este plato es obligado si vais.
 El primer segundo fue la merluza al cava en papillote. Hay pocas cosas mejores que una merluza de gran calidad, y esta lo es, y ese es el único secreto del plato, una merluza increíble con un punto perfecto. No tiene más, pero a mi me vale..
 Después llego el Steak Tartar, especialidad de la casa. Si sois de tartar pedirlo sin dudar, para mí el mejor que he tomado en Madrid en los últimos años.
 Si os queda algo de vino en la botella rematar la jugada con su tabla de quesos que seguro que es perfecta. Nosotros ya nos la habíamos pimplado y probamos uno de sus postres caseros acompañado de un Pedro Ximenez increíble. Nos recomendaron la crème brûlée hecha con una receta familiar y fue todo un acierto.
En fin, como veis salimos encantados… si tenéis cena en pareja no lo dudéis y elegir este sitio, acierto seguro.
Vinoteca Moratín
Calle Moratín 36, Madrid
Teléfono: 911 27 60 85
Precio estimado: 35€/ persona.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Contáctanos

Si quieres ponerte en contacto con nosotros, no dudes en hacerlo a través de nuestro correo electrónico cookinganddisfruting@gmail.com o a través de nuestras páginas de Facebook, Twitter (@cookdisfruting) o Instagram (@cookingdisfruting)!!!

Blogroll

Blogger news