Carrilleras de ternera al vino tinto

La semana pasada nos lanzamos a hacer un plato que llevábamos tiempo con ganas de cocinar, carrilleras de ternera al vino tinto.
 Un plato que no tiene mucha complicación salvo un buen producto y tiempo.. Vuestro principal enemigo a la hora de cocinar unas buenas carrilleras será el tiempo.. Antes de lanzarnos a hacer una receta nueva siempre “peinamos” tanto la red como libros de recetas que tengamos en casa y en casi todos los sitios en los que miramos, decían que las carrilleras tenían que estar “chof-chof” unas 2/2.30h a fuego lento pero la verdad es que nosotros hasta pasadas 4 horas no consideramos que estaban en su punto. Eso sí, el cuchillo sobraba y la textura y el sabor eran ESPECTACULARES.

Lo primero como siempre los ingredientes. Para 8 personas consideramos:
  • 5 carrilleras (decir al carnicero que os las limpie)
  • 5 cebollas medianas
  • 2 pimientos verdes
  • 2 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 75 cl de vino tinto
  • 1 l de Caldo de carne
  • Tomillo
  • Pimienta molida y sal.

 En la misma cazuela en la que luego vayamos a hacer la carne, sellamos la carne ya salpimentada. Es importante que quede bien doradita por fuera. Una vez las tengamos todas, reservamos.
Vamos echando la cebolla, el pimiento, el ajo y la zanahoria hasta que consigamos que esté pochada y la cebolla transparente.
 En ese momento añadimos las carrilleras y el vino tinto. Dejamos 10 minutos a fuego fuerte (el vino tiene que hervir) para que se evapore todo el alcohol.
 Pasados esos diez minutos, añadimos 1 litro de caldo que habremos calentado previamente (para evitar que se rompa la cocción) y bajamos el fuego a fuego lento.

Ahora  existen varias posibilidades, haber usado la olla Express y en ese caso en unos 40 minutos estarán listas o dejar a fuego lento un buen rato. Pasadas las 2:30h, yo verificaría qué tal va el punto de la carne. Para que unas carrilleras estén perfectas, se tendrán que prácticamente deshacer sin necesidad de utilizar cuchillo.

Cada 20 minutos comprobaremos qué tal va hasta que estén perfectas. En ese momento, sacamos las carrilleras y partimos en trozos grandes. Dejamos la salsa reduciendo y pasados unos 10 minutos la pasamos por la batidora.
 Ya tenemos todo listo, volvemos a poner la salsa al fuego y un truco para que quede brillante es añadir unas castañitas de mantequilla. Cuando esta se derrita, añadimos las carrilleras y dejamos unos minutos al fuego para que se derritan la gelatina de la carne.

Y ya tenemos listas unas súper carrilleras!!!! Puede parecer muy laborioso pero en realidad lo que necesita es tiempo. Por lo que típica mañana de invierno que no apetezca salir de casa es un buen día para lanzarse a hacerlas!
 Yo las acompañe con puré de patatas gratinado y arroz, y todo el mundo quedó encantado, PLATAZO!
 PD: Las carrilleras estarán mejor si las dejamos enfriar y calentamos en el último momento que si las servimos justo recién cocinadas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Contáctanos

Si quieres ponerte en contacto con nosotros, no dudes en hacerlo a través de nuestro correo electrónico cookinganddisfruting@gmail.com o a través de nuestras páginas de Facebook, Twitter (@cookdisfruting) o Instagram (@cookingdisfruting)!!!

Blogroll

Blogger news